Ya publicidad | ¿En qué suavizó Estados Unidos sus demandas en el TLCAN?
16261
post-template-default,single,single-post,postid-16261,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-16.7,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

¿En qué suavizó Estados Unidos sus demandas en el TLCAN?

¿En qué suavizó Estados Unidos sus demandas en el TLCAN?

Regla de origen automotriz subirá a 75% y dos terceras partes del producto mexicano vendido a EU la cumplen; el otro tercio pagaría un arancel de 2.5% y no de 25 por ciento.

Estados Unidos logró ajustes a su favor en el acuerdo con México para actualizar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) en relación con las reglas de origen automotrices, los medicamentos biológicos y el valor de exportaciones por paquetería, aunque los cambios fueron menos agresivos que los pretendidos originalmente por el gobierno del presidente Donald Trump.

Del total de las exportaciones mexicanas de automóviles dirigidas a Estados Unidos, 32% enfrentará restricciones al no poder cumplir con las reglas de origen más estrictas que contempla el TLCAN renovado (TLCAN 2.0).

El restante 68% seguirá gozando de exención de aranceles, informó Ildefonso Guajardo, secretario de Economía, al participar en una rueda de prensa en Washington, DC, en la que se dio a conocer el cierre de las negociaciones entre México y Estados Unidos.

Las empresas que no cumplan con la nueva regla de origen pagarán un arancel de 2.5% de Nación Más Favorecida (NMF), el máximo que puede cobrar Estados Unidos de conformidad con sus compromisos de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

“Hay un universo de aproximadamente 32% de las exportaciones que por su modelo de negocios le va a tomar un esfuerzo adicional para poder llegar (…) Estamos en un diálogo para trabajar con las empresas en los términos de facilitación de obtener sus objetivos con aquellas que no están en el proceso de cumplir”, comentó Guajardo.

Se tiene contemplado que el TLCAN 2.0 entre en vigor el 1 de enero de 2020 y, a partir de entonces, las empresas automotrices contarán con cuatro plazos para ajustes, en 2020, 2021, 2022 y 2023, según explicó Guajardo.

También se pactó que las empresas establecidas en México no enfrentarán restricciones adicionales, como podrían ser las derivadas de la investigación conducida bajo la Sección 232, a partir de la cual Estados Unidos podría imponer aranceles globales a sus importaciones de automóviles, autopartes y camiones livianos por motivos de seguridad nacional.

“Para este universo de 32%, su escenario nuca será distinto al escenario del (arancel de) 2.5%, ya sea porque ése cambia por otras acciones o por otras medidas independientemente de la 232”, añadió Guajardo.

Indicó que es menor la restricción para las empresas que exportan camionetas pick up a Estados Unidos, las cuales enfrentarían un arancel de NMF de 25%, si no cumplen con las reglas de origen del nuevo tratado.

“Las empresas que producen pick up están muy cerca de las reglas establecidas para el futuro, y son algunos esfuerzos adicionales, algunas cuestiones elementales”, dijo.

Biotecnológicos en el TLCAN

Estados Unidos y México pactaron garantizar 10 años de protección a los datos de medicamentos biológicos.

Los medicamentos biológicos son preparados médicos derivados de organismos vivos y están demostrando valiosas fuentes de tratamientos para enfermedades como la artritis y el cáncer. Como en cualquier otro caso, una vez vencida la protección de los datos, terceras empresas pueden producir medicamentos genéricos.

El periodo de protección de los datos de productos biológicos fue uno de los temas más discutidos en las negociaciones del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP, por su sigla en inglés), con una fuerte presión de Estados Unidos por que fuera de 12 años y una resistencia en distinto grado por los restantes 11 países integrantes de ese tratado comercial, del cual Estados Unidos se salió después, antes de entrar en vigor.

Las leyes de Canadá exigen actualmente ocho años de protección de datos para productos biológicos.

Envíos rápidos

México aceptó aumentar de 50 a 100 dólares el valor general de envío, llamado de minimis, de las mercancías que pueden importarse por paquetería o comercio electrónico sin pagar impuestos.

El gobierno del presidente Donald Trump había pedido que ese umbral fuera de 800 dólares para México y Canadá, nivel que se aplica en Estados Unidos.

Actualmente, el Servicio Postal Mexicano (Sepomex) tiene un nivel más alto de minimis (300 dólares) que el que se aplica a empresas de transporte exprés (50 dólares), así como un proceso de despacho mucho más simple y expedito. En Canadá, la franquicia es de 20 dólares canadienses.

Exámenes periódicos

Estados Unidos y México acordaron además garantizar una vigencia de 16 años para el TLCAN, la cual podrá ser renovada indefinidamente, informó el representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer.

Este pacto comercial se revisará cada seis años, pero no contendría la posibilidad de muerte súbita automática, como la había propuesto anteriormente Estados Unidos.

El gobierno de Trump buscaba que se incluyera una cláusula sunset, con la cual se terminaría el TLCAN cada cinco años a menos de que México, Canadá y Estados Unidos decidieran mantener ese pacto.

Si en dicha revisión se decide no renovar una extensión, el TLCAN seguiría vigente otros 10 años; pero si deciden renovarlo, la vigencia se extenderá otros seis años adicionales, a un total de 16 años.

Reglas textiles

El representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, reveló cambios en las reglas de origen del sector del vestido, con una mayor exigencia de contenido de América del Norte en los insumos.

Se requerirá que hilo de coser, tela de forros, elásticos, resortes y telas recubiertas, cuando se incorporen en prendas de vestir y otros productos terminados del ramo de la confección, sean hechos en la región si se pretende que esos productos califiquen para obtener beneficios arancelarios.

Primará la constitución, afirma

Hubo replanteo en energía: Seade

En materia energética, la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte con Estados Unidos requirió de parte de México un replanteamiento para poner en el centro la soberanía nacional, lo cual implicó hacer ajustes para lograr un texto acorde con la constitución mexicana más que con la Ley de Hidrocarburos, explicó Jesús Seade, jefe negociador del tratado del gobierno de transición de Andrés Manuel López Obrador.

“El tratamiento estaba centrado en reproducir la ley de hidrocarburos (…) el presidente electo (AMLO) dijo con toda validez y claridad política: ‘yo no puedo avalar un instrumento legal al que yo me opuse, pero lo voy a reconsiderar’. Lo que tocó hacer fue una reingeniería poniendo en el centro la soberanía nacional y derecho fundamental de regir el sector evitando reproducir la ley y tomando lo que dice la constitución”, explicó Jesús Seade, en una entrevista radiofónica en Grupo Fórmula.

De igual manera, el negociador del gobierno de transición reconoció que se replanteó el acuerdo de forma muy categórica para salvaguardar la soberanía sobre energéticos y se dejó claro los derechos que tiene México sobre gestión.

Por otro lado, indicó que en lo que concierne al tema laboral prácticamente también refleja los cambios constitucionales ya realizados y la visión de política que tiene el nuevo gobierno.

“Son cosas como libertad sindical, aseguramiento de los trabajadores que participen abiertamente en la decisión de qué sindicato quieren (…) la transferencia de jurisprudencia judiciales a tribunales de la nación es un capítulo muy progresista preparado en consulta con nuestro movimiento y empresarios”, explicó.

Acuerdo México-EU impulsó índices accionarios

Los índices accionarios de los tres países que componen el Tratado de libre Comercio de América del Norte cerraron al alza, ante una mayor certidumbre para los inversionistas en el mercado.

Por un lado, los tres principales indicadores en Estados Unidos cerraron con ganancias. El NASDAQ Composite y el S&P 500 anotaron nuevos máximos históricos al cerrar en 8,017.90 unidades, equivalente a un alza de 0.91%; en 2,896.74 puntos, esto representa un alza de 0.77%, comparado con el cierre de la sesión del viernes.

El Dow Jones escaló 259.29 puntos y cerró en 26,049.64 unidades, equivalente a un incremento de 1.01%, comparado con la sesión pasada.

En México, el S&P/BMV IPC cerró con un incremento de 1.58% a 50,416.27 unidades.

Por su parte, el principal indicador de la Bolsa de Toronto, S&P/TSX Composite, cerró en terreno positivo como sus pares del sur, al reflejar un aumento de 0.54% y situarse en las 16,444.39 unidades.

Fuente:EL ECONOMISTA

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.